Sex Academy Blog

Sex Academy Blog

NAVEGANDO LAS NO-MONOGAMIAS: UNA GUÍA PARA QUERER MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS

INTRODUCCIÓN

En los últimos años, las relaciones abiertas han ido ganando visibilidad, popularidad y aceptación en la sociedad a medida que las parejas optan por este modelo. Este enfoque alternativo de las relaciones románticas desafía las nociones convencionales de monogamia y anima a los individuos a explorar conexiones más profundas con múltiples parejas. Ya la ciencia ha confirmado las varias ventajas que este modelo relacional ofrece. A lo largo de este artículo se presentará una revisión de las relaciones abiertas, sus ventajas, retos y consejos para llevarlas a cabo con éxito.

DEFINICIÓN DE LAS NO MONOGAMIAS

Las relaciones no monógamas consensuadas implican a personas que mantienen una relación romántica y/o sexual con más de una persona a la vez, con el consentimiento y el conocimiento de todas las partes implicadas. A diferencia de la monogamia tradicional, las relaciones abiertas dan prioridad a la comunicación, la confianza y la transparencia emocional. Sin dejar de lado el compromiso y la prioridad con el otro miembro de la pareja, permite a los individuos satisfacer sus necesidades sexuales y emocionales fuera de la relación principal.

TIPOS DE NO MONOGAMIAS

El proceso a la hora de establecer estas relaciones puede resultar confuso debido a la variedad de matices presentes en los diferentes tipos de relaciones no monógamas. Por esta razón, a continuación, proporcionamos un glosario de tipos de relaciones no monógamas para brindar claridad y orientación.

  1. Polifidelidad: Es una forma de relación no monógama en la cual un grupo de personas están comprometidas entre sí y tienen relaciones íntimas exclusivamente dentro de ese grupo. Es similar al poliamor, pero se enfoca en mantener un círculo cerrado de relaciones.
  2. Híbridos: En el contexto de las relaciones no monógamas, el término «híbrido» puede referirse a personas que participan en múltiples formas de relaciones no monógamas o que tienen preferencias que abarcan diferentes tipos de no monogamia.
  3. Swingers: Son parejas o individuos que participan en intercambios sexuales con otras parejas. Esto puede incluir actividades como intercambio de parejas, tríos y participación en eventos o clubes swinger.
  4. Anarquía Relacional: La anarquía relacional se basa en la idea de que no hay reglas preestablecidas en las relaciones y que cada relación debe ser definida por las personas involucradas. No se siguen jerarquías ni se establecen límites predefinidos.
  5. Relación Abierta: En una relación abierta, las personas tienen la libertad de explorar relaciones sexuales y/o emocionales con otras personas fuera de la pareja principal, siempre y cuando se sigan los acuerdos y límites previamente establecidos.
  6. Poliamor: Implica tener múltiples relaciones emocionales y, a menudo, sexuales, con el consentimiento y la comunicación abierta entre todas las partes involucradas. Se centra en relaciones comprometidas y significativas.
  7. Tríadas: Es una relación poliamorosa en la cual tres personas están involucradas romántica y/o sexualmente entre sí. Puede haber diferentes configuraciones y dinámicas dentro de una tríada, pudiendo ser cerrada a demás vínculos fuera de esta.
  8. Jerarquías Relacionales: En algunas relaciones poliamorosas, se pueden establecer jerarquías para determinar niveles de compromiso o prioridad entre las parejas. Por ejemplo, puede haber una pareja principal y otras parejas secundarias.

BENEFICIOS DE LAS RELACIONES NO MONÓGAMAS

Una de las principales ventajas de una relación no monógama es la libertad de experimentar con diferentes tipos de vínculos y conexiones. Las personas pueden aprender de ellas cosas nuevas sobre sí mismas y sus deseos. A medida que construyen relaciones con los demás, pueden encontrar dinámicas diferentes y volverse más conscientes de sus propios deseos y limitaciones. Esta exploración puede contribuir al desarrollo personal y al autoconocimiento.
El potencial de una mayor satisfacción sexual es otro beneficio de una relación no monógama. Las personas pueden tener diferentes experiencias sexuales y satisfacer sus deseos teniendo relaciones sexuales con múltiples parejas. Una relación monógama puede generar sentimientos de monotonía o insatisfacción sexual, la implementación de este modelo puede evitarlo a través de explorar la propia sexualidad con otras personas, que puede conducir a una mayor satisfacción sexual y relacional. Los principales puntos que aporta una relación no monógama son:

  1. Mayor comunicación: Las relaciones abiertas exigen un mayor nivel de comunicación. Los miembros de la pareja deben ser honestos acerca de sus deseos, límites y sentimientos, fomentando una comprensión más profunda del otro.
  2. Crecimiento emocional: Navegar por las relaciones abiertas requiere introspección y autoconciencia. Anima a los individuos a enfrentar y abordar los celos, la inseguridad y la posesividad, lo que conduce al crecimiento personal y la superación personal.
  3. Experiencias diversas: Las relaciones abiertas permiten a los individuos explorar diversos aspectos de sí mismos y de su sexualidad, proporcionando oportunidades para el desarrollo personal y el autodescubrimiento.
  4. Presión reducida: En las relaciones monógamas, a menudo se espera que uno de los miembros de la pareja satisfaga todas las necesidades emocionales, sociales y físicas del otro. Las relaciones abiertas distribuyen estas responsabilidades entre varios miembros de la pareja, reduciendo la presión y fomentando una dinámica más sana.

DESAFÍOS DE LAS RELACIONES NO MONÓGAMAS

Sin embargo, hay que tener en cuenta y cabe remarcar que no todo es un camino de rosas y quizás este modelo no se adecua a cualquier relación, ya que este modelo no es para todo el mundo. Aún conocer los beneficios que este modelo relacional presenta, es posible que haya gente que no se sienta cómoda con la idea de que su pareja mantenga relaciones sexuales con otras personas. Es vital que la relación principal goce de un alto nivel de confianza, madurez
emocional y seguridad en uno mismo para afrontar las complejidades de una relación no
monógama. Es crucial que las personas que se planteen seriamente implementar este modelo
relacional evalúen cuidadosamente sus propios sentimientos y límites antes de continuar. A
continuación se listan algunos desafíos que se deben tratar y considerar:

  1. Celos e inseguridad: Lidiar con los celos y la inseguridad puede ser uno de los retos más importantes en una relación no monógama. Es esencial reconocer y abordar estos sentimientos con una comunicación abierta y empatía.
  2. Gestión del tiempo: Equilibrar múltiples relaciones requiere una gestión eficaz del tiempo y el establecimiento de prioridades. Las parejas deben ser conscientes de asignar suficiente tiempo y energía a cada conexión.
  3. Establecimiento de límites claros: Las relaciones abiertas requieren límites bien definidos para garantizar que todas las partes se sientan respetadas y seguras. Estos límites deben comunicarse y revisarse periódicamente para adaptarse a la evolución de las necesidades y los sentimientos.
  4. Estigma social: A pesar de su creciente aceptación, las relaciones abiertas todavía pueden ser objeto de juicios sociales y conceptos erróneos. Es fundamental que las personas que mantienen relaciones abiertas confíen en sus decisiones y busquen el apoyo de comunidades afines.

CONSEJOS PARA EL ÉXITO
Para el correcto funcionamiento de una relación no monógama, la existencia de reglas y límites claros y que ambos miembros de la pareja acepten es crucial. La negociación de parámetros, es decir, establecer que excede y que no, que se acepta o permite, etc., es vital en cualquier tipo de relación, pero en este modelo se requiere un extra de comunicación y
puesta en común. Expresar los deseos, expectativas y preocupaciones propias, además de escuchar las de nuestra pareja.

  1. Comunicación abierta y honesta: La transparencia es la piedra angular del éxito de cualquier relación, en especial las no monógamas. Compruebe regularmente con la pareja sus sentimientos, necesidades y límites.
  2. Autorreflexión: Participar regularmente en la autorreflexión para comprender y abordar las inseguridades o temores personales que puedan surgir en el contexto de una relación no monógama.
  3. Practicar sexo seguro y salud: Dar prioridad a las prácticas sexuales seguras para proteger la salud y el bienestar de todos los miembros de la pareja implicados.
  4. Reevaluar periódicamente los límites: A medida que los sentimientos y las circunstancias cambian, es crucial volver a revisar y ajustar los límites para asegurar que todas las partes se sientan cómodas y respetadas.
  5. Buscar comunidad y apoyo: Conéctate con personas y comunidades afines que entiendan y apoyen las relaciones abiertas. Esto puede proporcionar valiosos consejos, empatía y un sentimiento de pertenencia.

CONCLUSIÓN
Las relaciones abiertas pueden ser una forma profundamente enriquecedora y satisfactoria de explorar el amor, la intimidad y el crecimiento personal. Sin embargo, requieren un alto grado de comunicación, confianza y autoconciencia. Al adoptar los principios de honestidad, empatía y respeto mutuo, las personas que mantienen relaciones abiertas pueden forjar conexiones más profundas y llevar vidas más auténticas y plenas. Recuerde que el camino hacia el éxito de las relaciones abiertas es único para cada pareja y que no existe un enfoque único.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
CLOSE
CLOSE