Sex Academy Blog

Sex Academy Blog

LAS DRAG QUEENS: Celebración del arte, el empoderamiento y el entretenimiento.

INTRODUCCIÓN

Las drag queens ocupan desde hace tiempo un lugar especial en el mundo del espectáculo, cautivando al público con su mezcla única de glamour, humor y arte. Más allá de las lentejuelas y las boas de plumas, son poderosos agentes de cambio que rompen las normas sociales y defienden la autoexpresión, convirtiéndose en un poderoso símbolo de la comunidad LGBTQIA+.

Los espectáculos drag ponen en relieve la inexistencia de un género para el arte, permitiendo expresarse a través de la música, el baile, el teatro, etc. desafiando los límites tradicionales.

Este artículo pretende arrojar luz sobre el vibrante mundo de las drag queens, explorando su historia, su arte y el impacto cultural que han tenido.

HISTORIA DE LAS DRAG QUEENS

Se cree que el propio término «drag» es un acrónimo de la frase «Dressed Resplendently as a Girl» (vestido resplandeciente como una chica), que indica la práctica de artistas masculinos que adoptan atuendos femeninos exagerados con fines de entretenimiento.
Las raíces del drag queen se remontan a las civilizaciones antiguas, donde las representaciones teatrales solían implicar a hombres ataviados con elaborados disfraces para encarnar a personajes femeninos. Sin embargo, la drag queen moderna tal y como la conocemos surgió a principios del siglo XX, cuando artistas como Julian Eltinge y Bert Savoy ganaron fama por sus representaciones de mujeres glamurosas sobre el escenario.
Las drag queens modernas tienen sus raíces en los bailes de drag clandestinos organizados por artistas negros y latinos, afirma un artículo de National Geographic. Estos concursos encubiertos proporcionaron un lugar para que las personas se expresaran a través de la actuación, la vestimenta y el maquillaje. Se cree que estos eventos produjeron a la persona que es considerada la primera drag queen.

Ganaron reconocimiento con el tiempo y eventualmente se abrieron camino en la cultura pop a través del teatro y el cine. RuPaul’s Drag Race ha ganado numerosos premios Emmy y abrió las puertas para que otras drag como ella experimenten éxito y reconocimiento.

Debido a la durabilidad de esta forma de arte, algunos historiadores incluso sostienen que el drag tiene una historia que se remonta al antiguo teatro griego y romano.

Las drag queens siguen superando los límites de las convenciones sociales y brindando a las personas un lugar para expresarse artísticamente.

ARTISTAS

El drag es una forma de arte polifacética que incorpora diversos elementos de interpretación, moda, maquillaje y narración. Invierten mucho tiempo y esfuerzo en crear sus personajes, a menudo desarrollando alter egos que se convierten en extensiones de sí mismas.

El proceso implica una atención meticulosa a los detalles, desde la selección de trajes y pelucas hasta el perfeccionamiento de técnicas de maquillaje que acentúan la feminidad. Ellas demuestran un talento excepcional para la sincronización labial y el baile, y a menudo poseen un ingenio agudo que les permite atraer y entretener a su público.
Muchas drag queens escriben e interpretan sus propias canciones originales, lo que añade otra capa de creatividad a su repertorio, superando los límites de la creatividad y utilizando su arte para cautivar al público y crear experiencias memorables.

No cabe duda que son artistas con todas las letras. Excepcionales profesionales que despliegan un inmenso talento en diversas disciplinas creativas. Desde el canto al baile, pasando por la comedia, muestran sus habilidades de forma entretenida y cautivadora.

PODER Y REPRESENTACIÓN

Más allá del escenario, las drag queens desempeñan un papel crucial en el empoderamiento de las comunidades marginadas, especialmente la comunidad LGBTQ+. Sirven de iconos visibles, desafían las nociones tradicionales de género y sexualidad y ofrecen representación a quienes históricamente han estado infrarrepresentados.
Son embajadoras de la aceptación y el amor propio, demostrando que abrazar el propio yo auténtico es una poderosa forma de activismo. Proporcionan espacios donde las personas pueden expresarse libremente, fomentando un sentimiento de pertenencia y comunidad.
Nunca han tenido miedo de politizar su arte, empleando sus espectáculos para abordar temas importantes, educar y empoderar.

IMPACTO CULTURAL

El profundo impacto en la cultura dominante que han logrado, trascendió el mundo del espectáculo para convertirlas en figuras influyentes en diversos campos.

Drag queens icónicas se han convertido en personajes de la cultura pop muy conocidos y han allanado el camino para que el drag sea reconocido como una forma de arte legítima.
Programas de televisión como RuPaul’s Drag Race han llevado el drag a los hogares de millones de personas en todo el mundo, liberándose de la clandestinidad de los locales en los que antaño eran los únicos en los que se podían expresar y presentando al público una gran variedad de drag queens y ofreciéndoles una plataforma para mostrar su talento.

CONCLUSIÓN

Las drag queens no son meras artistas con disfraces extravagantes; se han convertido en poderosos símbolos de empoderamiento, arte e inclusión. Con su arte, desafían las normas sociales, rompen barreras de género, inspiran la autoaceptación y ofrecen un refugio seguro a quienes lo buscan. El mundo del drag es una celebración de la individualidad, la creatividad y el poder de la autoexpresión, que ha dejado una huella indeleble tanto en el mundo del espectáculo como en el panorama cultural en general. Mientras seguimos apreciando y celebrando las contribuciones de las drag queens, aplaudimos su papel en la creación de un mundo más integrador y tolerante para todos.

#SupportYourLocalDragQueens

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
CLOSE
CLOSE