Sex Academy Blog

Sex Academy Blog

El consentimiento afirmativo

¿Qué es?

Básicamente el consentimiento afirmativo consiste en dar tu “Sí” a otra persona, de manera voluntaria, con la que deseas tener sexo en un momento determinado.

Más claro no se podría decir.

Tras apalabrar la conducta sexual, el consentimiento ha de ser explícito, sin insinuar ni dar nada por sentado.

Es en EE. UU. donde se legisla por primera vez el término “consentimiento afirmativo” por parte del gobernador de California Jerry Brown ante los numerosos casos de violaciones y relaciones sexuales no consentidas.

Seguro que estás pensando lo mismo que yo.

A todos se nos viene a la mente el caso en España de “La Manada”, en el que cinco jóvenes fueron absueltos por la violación a una chica de 18 años y condenados por un delito menor de abuso sexual, con nueve años de prisión.

Miles de personas salieron a la calle a protestar en contra del fallo de los jueces del Tribunal de primera instancia en 2018.

“NO ES NO” y “SOLO UN SÍ ES SÍ”

¿Lo recuerdas?

“Solo sí es sí», pero una persona, después de dar su consentimiento, tiene todo el derecho a decir «no» si no desea seguir con la relación sexual.

Tras las protestas, el Gobierno español a comienzos del 2020 realiza una reforma del Código Penal, con un Proyecto de Ley como respuesta a los casos de violencia sexual. Y además aporta una mayor aclaración y peso al término “consentimiento sexual”.

Pero en realidad, lo que produjo este cambio en el Código Penal fue la perseverancia y las protestas de miles de mujeres, tanto víctimas de violaciones como de plataformas feministas y activistas.

Una ​la ley que reconoce que <<el sexo sin consentimiento es violación>>.
En España se han registrado 1.602 violaciones ​d​esde el 4o trimestre de 2016 hasta​ el 4o

trimestre de 2020, todas ellas con penetración, según los datos del Ministerio del Interior.

iConsent

La app que puede evitar los casos de abuso y violencia sexual

— ¿Qué tengo que decir?

— Espera un momento que abro la aplicación en el móvil.

Ahora… tienes que decir “sí quiero tener relaciones sexuales contigo”.

— Ok. Sí quiero tener sexo contigo.

— Vale. Yo también quiero tener sexo contigo.

Pues ya está. ¿Al lío no?

En esto se basa la app iConsent para móvil, desarrollada por la empresa danesa Schellenbauer &Co.

Llega como una posible solución al sexo no consentido y para evitar los abusos sexuales y las violaciones.

Una especie de contrato verbal que queda registrado en el móvil, y en el cual ambas partes dan su consentimiento para mantener relaciones sexuales y con una validez máxima consentida de 24 horas.

El Parlamento danés aprobó una ley que obliga el consentimiento o acuerdo entre ambas partes para tener sexo. Pues parece ser que la app iConset llega como la posible solución para determinar si ha habido sexo con o sin consentimiento.

Pero como todo en la vida, tiene sus adeptos y sus detractores. Y esta app no iba a ser menos y más cuando hablamos de las violaciones sexuales que se producen cada año en el mundo.

La polémica está servida

Mientras los desarrolladores de iConsent, defienden a capa y espada las buenas intenciones de su aplicación, en Dinamarca ha generado mucha controversia de si ha venido como solución a un problema social o si por el contrario lo puede agravar aún más.

— Déjalo no quiero seguir.
— ¿Perdona? Has dado tu consentimiento. — Para, ¡te he dicho que pares!

¿Qué pasa si todo se tuerce?

Muchos se preguntan qué ocurriría si una de las partes al querer dejarlo se viese obligada por la otra a consumar el acto sexual y no tener opción a coger su móvil para comunicarlo.

Así lo expresó la revista femenina Everyday Sexism Project de Dinamarca en su cuenta en Twitter: “la aplicación es potencialmente peligrosa”. “Aparenta proteger, ¿pero qué ocurre si no puedes coger el móvil y retirar tu consentimiento?”

La app iConset se defiende argumentando que: “Muchas violaciones no se condenan porque es una palabra contra la otra. Deseamos que nuestra aplicación, pueda proporcionar algo de pruebas, como mínimo algún tipo de documentación”. Además incide en que “esto no elimina la responsabilidad de cada persona, tanto antes como durante y después” de las relaciones sexuales”.

Estas fueron las palabras de Anna Fast Nilson, parte del equipo de los desarrolladores de IConset.

¿Mantener relaciones sexuales con otra persona puede convertirse en una acto tan frío como aquí te pillo, a​ quí​ te mato con una duración máxima de 24 horas?

La polémica está servida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
CLOSE
CLOSE
Abrir chat