Sex Academy Blog

Sex Academy Blog

El coitocentrismo NO es la madre del cordero

¿Coitocentrismo qué es?

Se entiende por coitocentrismo al coito como único objetivo en el sexo. Es decir, según los obsoletos cánones patriarcales, sin la penetración no hay relación sexual plena ni satisfactoria y, para rizar aún más el rizo, tampoco se concibe que sin el coito se pueda tener un orgasmo.

¿Qué os parece? A nosotrxs nos parece totalmente ¡falso!

Aunque este concepto erróneo tiene un pasado. A lo largo de la humanidad y de nuestra sociedad, el coito en el sexo se ha considerado como “el camino” hacia la fecundación y el placer sexual un privilegio casi exclusivo del hombre. Y, por desgracia, hoy en día sigue muy vigente esta idea.

Pero que no nos engañen, el coito es otra práctica sexual más en las relaciones de pareja.

Por lo tanto, dejémos de pensar que el pene es el centro de atención del mundo ni tampoco la vagina puesto que la finalidad del sexo no es siempre la reproducción.

Afortunadamente el coito está dejando de ser una ley irrefutable.

Pensar que todas las demás prácticas sexuales son secundarias a la penetración vaginal, desvalora e invisibiliza cualquier otro juego sexual entre personas del mismo sexo.

El rol del hombre sobre la mujer

Como ya hemos dicho, el sexo no se basa únicamente en introducir un pene en una vagina. Si pensamos de esta forma, solo conseguiremos mantener viva la absurda creencia de la superioridad del hombre sobre la mujer.

Parece increíble que todavía sea necesario aclarar que el sexo no se diseñó solo para las relaciones heterosexuales, también existe el sexo entre hombres y entre mujeres.

Pero es que está tan arraigada la  idea de “ la penetración sí o sí ”, que se da incluso en las relaciones del mismo sexo.

No olvidemos que tiene que existir consentimiento sexual entre ambas partes. Nada se debe darse por sentado.

Cuando una persona practica sexo no lo hace principalmente para dar o safisfacer de placer a su pareja, lo hace por ella misma, para gozar de su propio cuerpo y sexualidad. Porque le apetece y punto, totalmente libre de coacción, discriminación o violencia.

Las otras prácticas sexuales no son preliminares

Es un error asegurar que el coitocentrismo es el plato fuerte y todo lo demás son preliminares,  pues desprecia cualquier otra práctica sexual que no esté centrada en la simple penetración, como los besos, las caricias, el masaje erótico, el teabaggin, lamer los pies, un beso negro.

Algunxs piensan que estas otras prácticas sexuales son añadidos, pero no es así, puesto que una felación también es un acto sexual maravilloso y no pierde importancia.

Ampliar las prácticas sexuales es el mejor antídoto a la monotonía en las relaciones de pareja. 

Follar es maravilloso, pero no es lo único dentro del repertorio sexual.

Sexo es la búsqueda del máximo placer, nuevas experiencias y, sin duda, lo podemos encontrar tanto chupando unos pezones como con el coito.

Los males del coitocentrismo

Si se defiende la idea equivocada de que el coitocentrismo es la expresión del hombre varonil, protector, dominador, patriarcal y muchos más tabúes, entonces hay un gran problema de fondo.

La obsesión del hombre hetero por el coito como único fin sexual, puede conllevar problemas de disfunciones sexuales (impotencia, eyaculación precoz, problemas de erección, ansiedad), que tanto vemos en terapia.

Hay más mundo sexual ahí fuera

No queremos estigmatizar el coito, faltaría más, pero sí animamos a explorar otras prácticas sexuales igual de excitantes y placenteras.

Abre la mente y hazte un mix sexual. 😉

P.D.: ¿Te gustó el artículo? Entonces también te puede interesar:

Mujeres en el sexo: también sabemos tomar las riendas

El consentimiento afirmativo

¿Te apetece un teabagging caliente?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
CLOSE
CLOSE
Abrir chat