Sex Academy Blog

Sex Academy Blog

Autoerotismo- La magia de nombrarnos y tocarnos

Cuando hablamos de autoerotismo hacemos referencia a la capacidad de tener una relación amorosa con nosotrxs mismxs, ser capaces de erotizar nuestra mente y sentidos, a mirarnos con curiosidad y a dedicarnos tiempo y energía de calidad, tal como lo hacemos cuando decidimos compartir nuestro cuerpo con otra/s persona/s.

El autoerotismo no tiene que ver únicamente con la masturbación, sino más bien con dedicarte un espacio de autocuidado y bienestar, para decirlo en pocas palabras, un espacio para MIMARTE.

Pero algo que solemos olvidar, es que para que exista autoerotismo, primero debemos ser capaces de tener una conexión con nuestro cuerpo, con todas las partes de nuestro cuerpo.

Te propongo que hagas el siguiente ejercicio, escribe un listado de todos los nombres que conoces para referirse a la vulva. Ahora enlista todos los nombres que le damos a el pene. Por último piensa en otros nombres con que señalamos los ojos, las rodillas o las manos.

¿Heavy no? Es casi un hecho que no encuentres más de dos o tres términos para referirte a tus ojos, rodillas o manos, pero cuando hablamos de nuestros genitales, especialmente la vulva, se nos ocurren muchísimos nombres, muchos de ellos con connotaciones negativas o diminutivos tontos.

Llamar a todas las partes del cuerpo por su nombre tiene un sentido de importancia que pocas veces se imagina. Nombrar nos ayuda a que tengamos una representación mental de la zona, nos ayuda a desarrollar una conexión real con nuestro cuerpo, a ver la sexualidad como algo natural y con el valor de cuidar, respetar y también sentir placer.

En en caso del pene, nos lleva una ventaja y es que hace ya muchos años que lo tenemos incorporado en nuestro imaginario colectivo. Lo vemos y nombramos, probablemente muchas más veces de las que quisiéramos o incluso de las que notamos.

En cambio, la vulva permanece invisible, siempre estamos restándole valor, hemos encontrado la forma de no nombrarla, de minimizar su importancia, de borrarla y ponerla en segundo plano. 

Con todo esto, y sentando la base desde la palabra, nos encontramos como mujeres adultas y personas con vulva incapaces de nombrar, observar, explorar, cuidar y respetar una parte de su cuerpo tan importante como lo es la vulva. Por ello te propongo que comiences a verla, a sentirla a hacerla parte de tus rituales de autocuidado y que así tu autoerotismo no esté limitado ni por el miedo ni por el tabú.

Algunas ideas que podemos aplicar para cuidar de nuestro autoerotismo:

  • Descúbrete y toma el tiempo necesario para conectar con la experiencia y tu placer.
  • Tócate no sólo los genitales, sino tu cuerpo en su totalidad, emplea una crema con olor a lavanda que tiene propiedades relajantes o aceite de coco y recorre con tus manos tu piel. Desde tus dedos de los pies, pasando por tus axilas, pestañas y cuero cabelludo, explora esas zonas en las que no piensas de forma erótica a ver qué maravillas descubres.
  • Deja que tu cuerpo hable, permite que salgan sonidos, suspiros o gemidos, te ayudará a soltar el control y adueñarte del placer.
  • ¡Muévete! Puedes bailar, mover la musculatura de tu pelvis y vientre, siente cómo el movimiento te produce calor y energía.

Regalarte de vez en cuando una sesión de autoerotismo es muy beneficioso, permite que te acerques a tu sexualidad desde un lugar de puro disfrute y sinergia con tu cuerpo, tu mente y tus emociones y esta es la intención del nuevo taller “Modelado de vulvas”, que nos demos un momento de tranquilidad para compartir desde lo individual y también lo colectivo. 

Recuerda que nombrar a tu vulva, hacerla importante, darle un espacio en tu vida y darle amor, es una manera más de cosechar el autoerotismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
CLOSE
CLOSE
Abrir chat